Escape Room Zamora: La Fórmula de Biebrich

¡Hola de nuevo escayonkis!

Aprovechando que quiero dejar esta vagancia/falta de tiempo que me ha invadido estos últimos meses con el blog, y que me puedo apoyar en la muy extensa crítica que hice en TripAdvisor de este juego, os dejo la crítica de este escape room zamorano, que llevamos a cabo durante el verano de 2017. Lugar de veraneo habitual de Señor F desde mi tierna infancia, durante un día de piscina truncado por una de esas tormentas veraniegas tan escasas en Castilla, pero tan contundentes y bellas (a los locos que nos gustan los relámpagos cayendo en los campos de trigo, claro…), decidimos visitar a los chicos de Escape Room Zamora. Debido al lógico límite que se autoimponen de 5 jugadores, la Señora J decidió quedarse con los peques, mientras que un servidor, acompañado de mi hermana, mi cuñado y mis sobrinos, nos fuimos a pasar una tarde escapista (previa a una tarde-noche de pinchos morunos y patatas bravas tan típicas en Zamora, claro está, apoyadas por una ubicación de la sala, extraordinariamente cerca de la zona de bares…disculpad por el inciso gastronómico, pero no me perdonaría no avisaros de los encantos de la zona, por si os decidís a visitarla, jeje).

Creo que esta es la primera (o de las primeras), salas de escape de Zamora, lo cual la convierte en una pionera, y aunque no es perfecta, y posiblemente en otra ciudad con más bagaje le podría dar menos puntuación, creo que tiene muchos buenos detalles, tratándose de una sala de primera generación.

HISTORIA (7,5)

La historia era bastante interesante, ambientado en la Alemania Nazi y en la Segunda Guerra Mundial. Nada nuevo en lo que a salas de escape se refiere, pero una temática que a mí me gusta.

Así pues, nos metimos en la piel de unos espías, cuyo objetivo era adentrarnos en el piso de Biebrich, un científico que al parecer ha encontrado una fórmula que puede hacer cambiar el rumbo de la guerra,  buscar dicha fórmula, y conseguir, claro está, salir con ella de allí.

AMBIENTACIÓN (5,5)

No siendo una ambientación de 10, ni la mejor que he visto, se veía que por lo menos se había hecho con esmero, y pegaba con la temática que ofrecía. En la parte media-final de la sala (no quiero destripar demasiado), pero si creo que tiene mucho margen de mejora en cuanto a ambientación se refiere, y en cuanto a sacar chicha a esa parte…esto igual queda un poco ambiguo decirlo sin explicar el por qué, pero como digo, no quiero destripar demasiado del juego.

Tenía algo que me gusta que se use, que es sonidos ambientales, que también se podrían trabajar más para ir creando tensión hacía el final.

PRUEBAS (6)

La dificultad me pareció alta. Es cierto que esta vez, como os decía antes, iba con mis dos sobrinos (9 y 12 años), mi hermana y mi cuñado (todos novatos), y “abandoné” al resto de Escayonkis. También es cierto, que mi día fue bastante obtuso y nos faltó mucha organización, a decir verdad nos falto por lo menos una poca, jeje. Pero creo que la dificultad era bastante elevada, y esto sumado a que el juego no es lineal, nos colocó en apuros durante gran parte de la partida. Esto no lo digo como algo negativo, ya que creo que es bueno que las salas no sean facilonas, pero sin desvelar nada, si creo que había algún acertijo tirando a muy complicado.

Había también algunas pistas falsas que facilitaban que te entretuvieras bastante en algunas cosas que no servían para nada, y aquí es donde si veo un pequeño punto negativo. Pero esto no deja de ser una opinión subjetiva y un gusto personal sobre como me gustan a mí los juegos de escape.

GAME MASTER Y SENSACIONES GENERALES (6)

Y por último, decir que el game master fue muy atento en todo momento, y nos ayudó lo justo y necesario (íbamos con dos pequeños y en total 4 novatos de 5), por lo que no venía mal alguna ayuda. Además, algo que me gustó, fue que nos pidió feedback y sugerencias. Cuando le comenté que ya llevaba unas 20 salas de escape, me pidió que le ofreciera alguna idea sobre cómo poder mejorar. Le ofrecí alguna idea, pero como decía antes, esto fue todo subjetivo, sobre cosas que a mí me gustan más de una determinada forma, pero que ni mucho menos tienen por qué ser la mejor manera de hacerlas.

También me expuso, que el llevaba muy pocas salas de escape jugadas, dos o tres si no recuerdo mal, y aunque para hacer un gran juego no es imprescindible ser un devorador de salas de escape, si creo que te puede ayudar a coger ideas y ver qué tipo de juegos pueden gustarte, o crees que pueden encajar en tu room.

VALORACIÓN FINAL: 6,25

En resumen, sala más que digna, entretenida, y aunque mejorable a futuro (estoy seguro que más de un año después de jugarla, han mejorado infinidad de cosas), hay que verla también en su contexto, como digo, siendo unas de las pioneras en Zamora.

Por cierto, como apunte, se trataba de la segunda sala de la que no conseguí salir (desde nuestro debut en el “Hotel” de Bilbao Exit). Nos faltó un número del código de salida y ordenar los que ya teníamos.

Como último apunte, deciros que en la foto no aparecen los peques, ya que su política es no publicar fotos de menores, lo cual me parece muy acertado.

Si estáis por Zamora, no os dediquéis solamente a disfrutar del Duero, su románico y sus pinchitos morunos, y dadle 60 minutos a este juego, para apagar vuestras ansias escapistas.

¡Hasta la próxima Escayonkis!

Escape Room Zamora.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s